ESTAMOS EN MOVIMIENTO

ACTUALIDAD HYBRIS

actualidad

5 razones para desconectar en vacaciones

Publicado el Categorías Bienestar, Felicidad

Por Tamara Ferrer

 

Tener tiempo para nosotros, para hacer lo que nos apetezca, descansar o poder disfrutar de nuestra gente… es algo valiosísimo para todos.

Sin embargo, ¿dedicamos en tiempo y atención a todas esas áreas lo que valen en realidad para nosotros? Puede que no todo lo que nos gustaría. Puede que debido a complicaciones que surgen de repente, o también que no sabemos cortar con lo que nos preocupa. Estamos pendientes de algunas tareas, de una conversación que nos ha preocupado, de lo que habrá que hacer mañana…

¿Cuántas veces al año nos descubrimos pensando “qué ganas de estar ya de vacaciones”, “si tuviera vacaciones sería diferente”? Seguramente la respuesta es muchas.

A veces ocurre que nuestras vacaciones llegan y se pasan, y no sentimos haberlas aprovechado ni haber podido descansar bien. En definitiva, nos cuesta “desconectar” y sacar el provecho a esos días que tanto nos merecemos.

Desconectar en vacaciones es difícil para muchos de nosotros, pero no imposible. ¿Sabes que beneficios tiene desconectar del trabajo en vacaciones?

  1. El descanso. Los dias de vacaciones nos permiten descansar. Dormimos mejor y más horas. Recuperamos energías para afrontar mejor los retos que puedan surgir. Cuerpo y mente se oxigenan.
  2. La desconexión. Desconectar ayuda a reducir el estrés laboral. Por tanto, al disminuir tu ansiedad pronto sentirás sus beneficios en tu salud. Además, nos dispondrá a ser mucho más eficaces en nuestro trabajo a nuestra vuelta y prevenir el famoso efecto de “burnout”. ¡Relaaax y disfruta del momento!
  3. La calidad de nuestra vida. Disfrutar de las vacaciones aumenta la calidad de nuestro tiempo libre, nuestras relaciones personales y actividades de ocio.
  4. El estado de ánimo. Durante esas semanas aumenta la creatividad y la imaginación. Mejora nuestro estado de ánimo, en definitiva, nos pasamos el día de buen humor.
  5.  “Renovar las pilas” es importante para la vuelta a la rutina. Además, ayuda a mejorar el clima laboral y a aumentar la concentración, eficacia y productividad.

Desde HYBRIS NEGOCIO & TALENTO, deseamos que desconectes porque para mirar hacia adelante, debemos parar de verdad, frenar y renovarnos. ¡Feliz Verano!

7 consejos para redactar una carta de presentación

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

Cuando estás en búsqueda de empleo, debes aprovechar cualquier recurso y oportunidad para suscitar el interés del reclutador y demostrarle que eres la persona idónea para el puesto. Anteriormente ya hemos hablado de la importancia de buscar empleo de una forma planificada y de diferenciarse de otros candidatos. Y uno de los recursos que puede marcar la diferencia, es la carta de presentación.

¿Sabes lo importante que puede ser tener una buena carta de presentación? Tómate tu tiempo y redacta una sin prisas, seguro que hay algunas cosas que has pasado por alto. Aquí te dejamos siete consejos para que explotes la potencialidad de este recurso y alcances el empleo que anhelas.

1. Personaliza la carta

A cada oferta de empleo, una carta de presentación. Lee cuidadosamente el anuncio y anota de que empresa se trata. Indaga sobre ella e intenta averiguar (si no lo sabes) quién es la persona a cargo de RRHH o la persona responsable del proceso. Sé proactivo. Debes personalizar al máximo la carta, mostrando tu interés por la empresa y el puesto en concreto.

2. Planifica antes de empezar a redactar

Limítate a un máximo de tres párrafos con tres o cuatro frases cada uno. Piensa en las razones por las que quieres trabajar en esa empresa, que es lo que te resulta más atractivo del puesto, que puede aportar tu perfil a la empresa y que  habilidades posees. Ahora en adelante, lo iremos desgranando.

3. Explica porque ellos

Antes de hablar de ti, habla de ellos. Diles por qué te interesa trabajar en su empresa. Al fin y al cabo, ¿cuál es tu objetivo? Que se interesen por ti. Entonces, vamos a demostrarle nuestro interés primero. Busca toda la información que puedas. Tienes que hacerles sentir que son la única empresa en la que te interesa trabajar en este momento.

4. Destaca tu perfil

¿Crees que encajas en el puesto? Este es un buen momento para demostrarlo. Resalta tus logros, muestra tus conocimientos y tu experiencia. No repitas tu currículum, amplíalo y cuenta tu historia. Esta parte está basada en tu propuesta de valor. Si has hecho el trabajo previo de desarrollar tu propuesta de valor, de entender qué es lo que realmente ofreces al mercado laboral y qué te hace diferente, aquí reflejarías este trabajo de auto reflexión. Si no es así, te propongo que te pongas a ello. Una buena herramienta para ello es, el anális DAFO personal.

5. Cuidado con el tono y la ortografia

Escribe en un tono amable y cercano que muestre tu entusiasmo y transmita personalidad, sé audaz, pero humilde. Una carta con faltas de ortografía da mala impresión, así que revísala a conciencia antes de enviarla. Además, olvida las frases de relleno, es preferible que tu carta sea más breve pero que diga exactamente lo que tiene que decir.

6. Muestra tu interés

Diles cuánto te interesa este puesto. Si es el trabajo que te ilusiona y que encaja perfectamente en lo que estás buscando, demuéstralo. ¡Hazlo con pasión! Busca provocar alguna emoción para así suscitar también su interés. Cierra a lo grande y resume en una frase por qué tú y el puesto se complementan a la perfección.

7. Ultima detalles

Está claro que el objetivo por el que envías una carta de presentación es para conseguir una entrevista, así que finalízala con fórmulas como “Agradezco el tiempo que se ha tomado en leer mi candidatura, quedo a su disposición para…”. Usa la consideración, la amabilidad, la educación y la empatía.

 

8 tips para encontrar tu primer empleo

Publicado el Categorías Curriculum Vitae, Empleo, Entrevista de trabajo

Por Tamara Ferrer

 

Ya has acabado la universidad y estás preparado para comenzar tu vida laboral y te surge la típica pregunta: Y ahora qué ¿Por dónde empiezo? Y es que antes de que llegue este momento, nadie te enseña de verdad a buscar trabajo.

A la hora de buscar el primer empleo, tienes que hacer un ejercicio de reflexión para descubrir cuales son tus aspiraciones, el tipo de trabajo que buscas y la zona en la que prefieres trabajar. Te encontraras que en la mayoría de ofertas de empleo exigen una experiencia mínima o previa, pero no te desanimes, todos hemos estado en la misma situación.

Hoy vamos a contarte algunas sugerencias para que puedas encontrar tu primer trabajo. ¡Pasemos de la teoría a la práctica!

Haz una lista.  Es esencial elaborar una lista con los trabajos que te resultan más atractivos, así como las ciudades y/o países en los que te gustaría trabajar y qué empresas se encuentran en esos lugares. Si tu sueño es trabajar en una empresa en concreto, lucha por ello.

Elabora un CV. La clave es el curriculum vitae. Asegúrate de que refleje quién eres. Enfócate en tus habilidades y fortalezas, y no sólo en los títulos. Crea un CV, no orientado hacia el pasado, sino hacia el futuro. Además, existen una serie de detalles que tienes que cuidar: diseño, formato, contenido, etc.

Diversifica los canales de búsqueda. Actualmente existen multitud de fuentes donde poder encontrar ofertas de empleo. Haz un listado de empresas, webs de empleo, ett’s, consultorías de RR.HH., etc. No te cierres ninguna puerta. Y recuerda, a través de las redes sociales también puedes encontrar empleo.

Aprovecha los contactos. Averigua entre tus amigos, familiares y/o conocidos si saben de algún empleo relacionado con lo que estas buscando. También puedes asistir a ferias de empleo, charlas de la universidad, etc.

Usa las nuevas tecnologías y la web 2.0. Existen una gran cantidad de plataformas digitales especializadas en empleo, por ejemplo, Linkedin. Todo lo que tendrás que hacer es crear tu perfil profesional. Potenciaras tu visibilidad y podrás generar contactos.

Prepara las entrevistas. Si ya estás en este paso ¡enhorabuena! Es fundamental que prepares adecuadamente tu entrevista preparando algunas preguntas típicas, investigando sobre la empresa, eligiendo el vestuario adecuado, cuidando tu imagen, el lenguaje corporal, etc.

Cuidado con las expectativas. Nos insuflan confianza, motivación e ilusión para alcanzar nuestras metas, pero no siempre se cumplen y es aquí cuando tienes que recordar que el primer trabajo es aquel que te ayuda a abrir camino, te hace aprender sobre obligaciones y te enseña de compañerismo y profesionalidad. Quizás no sea el trabajo de tus sueños, pero solo es cuestión de tiempo, por algo tenemos que empezar.

No te rindas. Ten en cuenta que encontrar un trabajo sin experiencia puede ser una tarea complicada. Lo mas probable es que al principio recibas muchas negativas, pero no te rindas porque es algo normal. Todo llega y encontrarás tu primer empleo, el que será tu trampolín para llegar más alto.

EL CURRICULUM VITAE: COMO IMPRESIONAR A LOS RECLUTADORES

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo, Curriculum Vitae

Por Tamara Ferrer

El currículum vitae es nuestra carta de presentación profesional. Su objetivo es conseguir que resulte atractivo y destaque frente al resto de candidatos. La elaboración de un currículum vitae apropiado es una de las claves para encontrar empleo. En los últimos años, con la aparición de las bolsas de trabajo online, las redes sociales y medios de comunicación digital la forma en la que debe redactarse un currículum se ha modificado, por ello, hay que tener en cuenta que existen unos elementos clave que no pueden faltar, pero para crear un impacto inmediato, ya sea en versión online o escrita, debemos ir más allá.

Hoy en día, los reclutadores escanean un currículum en 6 segundos. En primer lugar, revisan los datos de contacto, la experiencia profesional y la formación. El resto del tiempo, lo emplean para encontrar palabras clave relacionadas con el puesto vacante y aspectos que te diferencien.

¿Cómo podemos llamar la atención de los reclutadores?

Adecua el CV al puesto o al proyecto

Cada puesto posee ciertas características en las que debes concentrarte. La experiencia laboral o habilidades que son vitales para un trabajo podrían ser totalmente innecesarias para otro. Adapta tu currículum a los puntos clave de la oferta de empleo. Esto aumentará las probabilidades de que los reclutadores los identifiquen en el poco tiempo que dedican a mirar cada CV.

Incluye las palabras clave más relevantes

En un margen de seis segundos, no es posible mirar muchas cosas. Por ello, los reclutadores buscan palabras o habilidades específicas. Si no encuentran las palabras que están buscando, lo más seguro es que pasen al siguiente currículum. Identifica las palabras clave relevantes y asegúrate de que las incluyes todas.

Destaca las habilidades y competencias

Asegúrate de incluir todas las habilidades y competencias que hayas adquirido a lo largo de tu experiencia profesional. Te permitirán complementar tu experiencia y, en última instancia, deberían demostrar tu idoneidad para el empleo.

Da más información con enlaces

En la actualidad, la búsqueda de empleo no solo se reduce a los portales de empleo, sino que existen muchas más plataformas donde encontrar una oportunidad profesional. Por ello, debes incluir enlaces. Puedes añadir un link a tus redes sociales (Linkedin, Twitter, Facebook, etc.) o plataformas online si esto guarda relación con tu profesión. Por supuesto, si tienes blog o página web también debes incluirlo. Los reclutadores seguro que acceden a los enlaces para saber más sobre ti.

Crea un formato original y claro

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en un CV es su diseño y estructura. Comprueba que, en un solo vistazo, se identifican con rapidez las áreas clave. El CV perfecto es aquel que como máximo ocupa 2 hojas. Y por supuesto, cuida la redacción y la ortografía.

Aunque todos estos aspectos son diferenciadores, no debemos olvidar que lo más importante es el contenido. Es decir, de nada nos valdrá presentar el currículum más creativo y original del mundo si no tenemos ni los conocimientos ni la experiencia demandada para un determinado puesto. Manos a la obra desde ahora y a preparar un currículum que impacte y deje huella.

 

¿Quieres reenfocar tu CV? En HYBRIS NEGOCIO & TALENTO podemos ayudarte, pincha en el enlace y descubre nuestros programas: https://bit.ly/2N6D7c0 +INFO: tamara.ferrer@hybris.es

7 PREGUNTAS CLAVE EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo, Entrevista de trabajo

Por Tamara Ferrer

 

Una entrevista de trabajo es un reto. Debemos ser capaces de contar nuestra trayectoria profesional y hacerlo sin dejarse nada relevante en un tiempo muy limitado. Saber construir un relato atractivo sobre las cosas que sabemos hacer y las que estamos dispuestos a aprender es el principal objetivo. Preparar las preguntas más comunes y la respuesta más adecuada te ayudará, pero hay ciertas preguntas clave que debes llevar especialmente preparadas.

Cuéntame algo sobre ti

Se trata de una pregunta bastante habitual en las entrevistas ya que sirve para romper el hielo e ir aclimatándose para después adentrarse poco a poco en aspectos más concretos del CV. Practica para no extenderte y hacer un pequeño resumen con hilos de los que tirar que pueda resultar interesante a tu seleccionador. Te puede venir bien un elevator pitch de menos de dos minutos en el que condenses tu experiencia laboral y objetivos profesionales en cuatro ideas principales.

¿Por qué quieres cambiar de trabajo? ¿Por qué llevas tanto tiempo sin trabajar? ¿Por qué dejaste tu puesto? ¿Por qué te despidieron?

Lo que quieren aquí es medir tu sinceridad. Así pues, intenta ser claro. Una exposición sencilla y resumida. También están evaluando tu discreción. No cometas el error de hablar mal de tu compañía, tus jefes o de tus compañeros, ya que durante la entrevista hay que mantener un tono positivo y elegante. Tienes que centrarte en las ganas de cambiar, de hacer algo distinto, afrontar nuevos retos, tener experiencia en otros lugares y en otras empresas.

 ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

Esta pregunta permite al entrevistador saber algo más del grado de interés que tienes por el puesto y la compañía. Es imprescindible que estudies a fondo la compañía (trayectoria, cultura empresarial, productos, servicios, presencia nacional e internacional, etc.) para la que vas a entrevistarte. Cuando llegue esta pregunta, habla con sinceridad de lo que de verdad te ha llamado la atención. Dejar ver que has investigado sobre la compañía demuestra tu interés y grado de implicación.

¿Cuáles son tus puntos fuertes?

En esta pregunta se pretende que defiendas por qué eres mejor que otros candidatos. Qué peculiaridades te pueden hacer resaltar, siempre pensando en el puesto, frente a otras personas con formación o experiencia similar en la posición. Habla de tu experiencia y demuéstrala con ejemplos. Puedes poner un ejemplo de cómo ayudaste a resolver una situación crítica, cómo propusiste una mejora y cómo la llevaste a cabo.

¿Cuáles crees que son tus debilidades?

Ser el candidato perfecto es imposible, así que aquí toca ser honesto de una forma controlada. El tono positivo en este punto es muy importante, enfocando la debilidad como un área de mejora. Se valora el saber analizarse con mirada crítica para ser capaz de mejorar.

¿Dónde te ves dentro de cinco años?

Es importante expresar dónde te verás dentro de cinco años porque es una forma de que la empresa conozca tus aspiraciones y sepa valorar cómo pueden converger sus intereses con los tuyos o dónde encajarías mejor. Ayúdate estudiando el plan de carrera de tu profesión, para situar en qué punto estás ahora mismo y dónde sería razonable que te encontraras en cinco años.

¿Tienes alguna pregunta?

Este es un momento perfecto para demostrar tu motivación. Te recomendamos que aproveches para preguntar sobre cosas relacionadas con la posición o la compañía (nuevos desafíos, relaciones con otros departamentos, equipo con el que trabajaras, etc.)

Hay muchas más preguntas clave, porque dependiendo de la posición o de la empresa podrán variar, pero lo importante es preparar la entrevista respondiendo a ciertas preguntas ajustándolas a tu propia experiencia. Y, sobre todo, hará que no te dejes cosas importantes en el tintero.

 

6 ERRORES QUE NO DEBES COMETER EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

Cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo tienes en cuenta los pasos a seguir para prepararte la entrevista, pero en la fase previa también podemos cometer errores y es aquí por donde debes empezar. Una búsqueda planificada y eficiente, te hará llegar más lejos.

A continuación, hemos recopilado 6 errores que no debes cometer en la búsqueda de empleo. Te explicamos cómo hacerlo bien ¡Toma nota!

1. No focalizar. Cuando llevas mucho tiempo sin trabajar comienzas a inscribirte a todas las ofertas de trabajo, quizás por desesperación, quizás por probar suerte… sea por lo que sea, es algo que debes evitar. El “vale todo para todos” no funciona, no servimos para cualquier tipo de trabajo. La solución para esto es: busca lo que realmente te apasiona y focaliza tu búsqueda. Puede que el primer día no haya suerte, ni el segundo, pero la constancia te lleva al resultado.

2. Búsqueda pasiva. No podemos reducir las oportunidades laborales a las ofertas publicadas en internet. Es esencial establecer una estrategia, tener claro a qué ofertas de empleo optar, dónde se encuentran éstas, a través de qué medios llegar a ellas y qué recursos emplear. El networking es el principal capital activo que la persona tiene al momento de buscar un nuevo empleo. Los contactos del entorno profesional y personal son una de las herramientas fundamentales a la hora de buscar trabajo. Sé proactivo.

3. Infravalorar la importancia de un CV y una carta de presentación atractivos. Recuerda que la primera impresión es la que cuenta. Debes personalizar el CV y hacerlo visualmente atractivo. Si contiene errores, resulta difícil de leer, su presentación es descuidada o el formato no es elaborado, la imagen que transmite es de poca profesionalidad. Tu carta de presentación debe adaptarse a cada oferta de trabajo, y a cada empresa en la que se presenta, ya que debe convencer al seleccionador de que reúnes unas habilidades profesionales y personales que te diferencian del resto y te convierten en el candidato ideal.

4. Descuidar el perfil en redes sociales. Es muy importante que tengas mucho cuidado con el contenido que compartes en tus perfiles de redes sociales. Las redes ofrecen una accesibilidad a los empleadores, antes impensable. Los reclutadores pueden comprobar que imagen transmites, pero también es una oportunidad para “venderte” en internet de una forma adecuada. Crea un perfil profesional adicional y hazlo público, esto permitirá exhibir tus conocimientos y habilidades.

5. No hacer seguimiento de las candidaturas. Créate una rutina para buscar ofertas de empleo y para realizar el seguimiento de estas. El buscar trabajo ya de por sí es un trabajo diario. Si una candidatura te pone que estás “en proceso” y ves que no se mueve, una opción a tener en cuenta es llamar al reclutador para informarte. Además, no puedes desatender tu teléfono, ya que te pueden llamar en cualquier momento para citarte para una entrevista. De lo contrario, es posible que pierdes una oportunidad única.

6. Actitud equivocada. Es común echarles la culpa a otros o a las circunstancias cuando no encontramos trabajo. Muchas veces, comenzamos a vivir un proceso de desilusión cuando esperamos resultados inmediatos y no los conseguimos. Lo correcto es que, mientras buscas, analices qué puede ser lo que no está dando resultado y puedas aprender de los errores para no volver a repetirlos. Lo importante es ir sembrando. Debes mantener una actitud positiva. Si enfocas bien tu energía, tarde o temprano conseguirás los frutos de tu trabajo. Rendirse no es una opción.

LA IMPORTANCIA DE LA MARCA PERSONAL EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

Los avances tecnológicos han provocado un profundo cambio en prácticamente todos los niveles de nuestra vida, incluida la intermediación laboral. El protagonismo de la tecnología en los procesos de búsqueda de empleo y reclutamiento de candidatos es cada vez mayor y por eso, todos tenemos que cuidar nuestra “identidad digital” que va mucho más allá del CV.

Actualmente, el 91% de los candidatos tiene cuenta en redes sociales, y el 78% las utiliza para buscar empleo. Además, el 86% de las empresas en España tiene presencia en redes sociales, y el 84% de los profesionales de selección las utiliza para reclutar candidatos. Estas conclusiones salen del informe Redes Sociales y Mercado de Trabajo de Adecco.

Y es por esto que, aunque la principal carta de presentación de un candidato para encontrar empleo es y sigue siendo el Currículum Vitae, en un entorno tan competitivo como el actual la marca personal es indispensable para potenciar nuestra identidad digital y destacar por encima de otros candidatos.

¿Qué es la Marca Personal?

Consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante. La marca personal te ayuda a construir un sello propio para resaltar tu valor profesional y personal, proyectando las capacidades, los valores, los conocimientos y las competencias que posees. Si estás en búsqueda de empleo, la marca personal te proporcionará ventajas competitivas y diferenciadoras, ya que te permitirá ser visible y posicionarte entre los profesionales de tu sector.

¿Cómo creamos la Marca Personal? Hay tres etapas fundamentales para crear el posicionamiento profesional que deseamos:

Autoconocimiento: Debes reflexionar acerca de tu perfil profesional. ¿Quién soy? ¿Cuáles son mis habilidades y mi talento? ¿Cuál es mi formación?

Estrategia: Define dónde quieres llegar y las herramientas que vas a utilizar para conseguirlo. ¿Cómo me ven los demás? ¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Cuál es mi competencia? ¿Cuál es mi público objetivo? ¿Qué objetivo quiero alcanzar?

Visibilidad: Es el momento de comenzar a comunicar nuestra misión, visión y valores, de hacerse ver y construir así tu marca personal para así ser visible y conseguir llegar a conseguir empleo.

¿Y cómo potenciamos nuestra Marca Personal en las redes sociales?

1. Selecciona en qué redes sociales vas a estar presente: para tener una marca personal potente, no hace falta estar en todas las redes sociales sino en aquellas en las que sean afines a nuestro perfil y al perfil del público al que nos dirigimos. Si estamos en búsqueda de empleo, Linkedin o un blog pueden ser grandes aliados.

2. Cuida el contenido: El contenido que creamos y compartimos es lo que marca la diferencia. Tiene que ser propio y original, de calidad y atractivo, vinculado a nuestra área profesional.

3. Define un estilo y tono que te identifique: En función de tus valores y personalidad define cómo quieres llegar a tu audiencia y con qué estilo. Esto marcará tu posicionamiento en las redes sociales y hará que seas único y que te reconozcan por ese estilo.

4. Comunícate: Es muy importante conectar con las personas que te siguen, no solo con lo que publicas sino también generando interacción por su lado y estableciendo un diálogo con ellas. Pregúntales qué les interesa, que opinan de tu contenido para poder hacer que la comunicación sea bidireccional y de este modo, poder llegar a contactar con personas de tu interés.

5. Analiza los resultados: Gran parte del éxito reside en la capacidad de analizar los resultados y de redefinir nuestras acciones en base de a los datos obtenidos. ¿En qué red social estamos teniendo más interacción? ¿Qué contenidos son los que generan más interés? ¿Estamos llegando al perfil de personas que nos habíamos marcado como público objetivo? Todas estas preguntas nos indicarán si vamos por buen camino o si tenemos que ajustar nuestras acciones.

 

Por supuesto, una parte esencial de la marca personal exige conservar una imagen profesional, cuidar la ortografía y mantener los perfiles actualizados. También hay que destacar que la perseverancia y la creatividad son valores clave y no olvides que esto es una carrera de largo recorrido. Así que sé constante para conseguir llegar a los objetivos que te has propuesto sin olvidar que lo importante es pasar al contacto real y saber venderse en la entrevista personal, el paso final que te llevará a encontrar empleo.

“Sé tu mismo. Los demás puestos ya están ocupados” Oscar Wilde

OPTIMIZANDO LINKEDIN: EL EXTRACTO

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo, LINKEDIN

Por Tamara Ferrer

 

Te has decidido. Te has creado un perfil en Linkedin y has decidido empezar a interactuar. Anteriormente te contábamos las 4 razones principales por las que merece la pena tener un perfil en Linkedin, la mayor red profesiónal del mundo. Ahora, debes potenciar tu perfil.

Si estás buscando empleo, te interesa seguir leyendo porque en esta ocasión vamos a poner el foco en un elemento de mucha relevancia en los perfiles en LinkedIn: El Extracto.

¿Qué es el extracto de LinkedIn? Es un texto de máximo 2.000 caracteres, situado en la parte superior de tu perfil. Te brinda la oportunidad de captar la atención de quien ve tu perfil e invitarlo a seguir conociéndote. Es un espacio donde debes diferenciarte de otros profesionales de tu sector, dirigiéndote a tu público objetivo, contándoles por que deben elegirte a ti.

¿Cómo hacer un buen extracto de LinkedIn?

¿Qué quieres que sepan de ti? Cuenta tu historia, se trata de humanizar el texto lo máximo posible mostrando tus competencias profesionales, tu filosofía, tus logros y tu trayectoria. Intenta decir algo diferente, poniendo el foco en aquello que eres realmente bueno. Define previamente las palabras clave por las que quieres que te encuentren en Linkedin e incorpóralas.

¿Cómo se lo quieres contar? Las dos primeras frases de tu extracto deben ser siempre frases que inviten a continuar leyendo. Incluye un primer párrafo que llame la atención de tu lector y no olvides usar la primera persona. Queremos transmitir cercanía. Incluye llamadas a la acción. Además, si a tu extracto añades contenido multimedia (enlaces a tu web o blog, imágenes, presentaciones, vídeos) estarás multiplicando las posibilidades de que resulte atractivo y que enganche con facilidad.

¿En cuánto se lo tengo que contar? La capacidad de síntesis es algo muy positivo, sobre todo cuando el objetivo es enganchar y captar la atención de quien llega a tu perfil. Menos, es más. Redacta párrafos cortos, introduciendo líneas para separar secciones.

Y todo esto del extracto LinkedIn ¿para qué?

  • Atraer a otras personas para que se interesen por tu perfil.
  • Generar interés e interacción con tus contactos.
  • Posicionar tu perfil profesional en las búsquedas, ayudándote a mejorar tu visibilidad en la red.

El extracto de Linkedin sirve para enganchar al lector. Es tu carta de presentación online, mediante la cual vas a hacer que se perciba tu imagen como profesional. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad? Si aún no has redactado tu extracto, este es un buen momento para hacerlo. ¡Adelante!

CÓMO MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD EN EL TRABAJO

Publicado el Categorías Bienestar, Productividad

Por Tamara Ferrer

 

Tradicionalmente llegar el primero e irse el último era sinónimo de ser un buen empleado, hoy lo que manda es la productividad. Es decir, ser productivo en el trabajo no es cuestión de trabajar mucho, sino de trabajar eficazmente, interiorizando un conjunto de hábitos que nos ayudarán a conseguir más y mejores resultados en menos tiempo y con menos esfuerzo.

Sin embargo, muchas veces carecemos de herramientas para aumentar la productividad, dejar de perder el tiempo y simplemente enfocarnos en nuestras tareas de manera eficiente, eficaz y efectiva.

Aquí os dejamos algunos consejos para empezar a ser más productivos:

Planifica tu jornada

La mejor forma de sacar provecho a tu día es planificándolo. Dedica unos minutos diarios a esta tarea y, por ningún motivo, pienses que es tiempo perdido. Todo lo contrario: la definición de una buena agenda de trabajo te permitirá priorizar con certeza y avanzar en los temas realmente importantes. Te recomendamos que te crees recordatorios en tu ordenador o en el dispositivo que más utilices en tu trabajo para recordar las tareas y ayudarte a mantener el timming. Si lo haces día a día, finalmente mejorará tu “visión global” sobre tus tareas y serás capaz de priorizar

Prioriza las tareas

Prioriza y enfréntate a las tareas más complejas e importantes lo más pronto que puedas. Al iniciar la jornada tus niveles de concentración son mejores y tienes más energía. No pospongas lo que te genera resultados, evita procrastinar, es decir, dejar para otro momento lo que puedes hacer ahora. ¿Cómo decidir correctamente qué tarea realizar ahora y priorizar? Aplica el Principio de Pareto, el 20% de esfuerzo produce el 80% de resultados.

Evita a los “ladrones de tiempo”

Los “ladrones de tiempo” son todas esas distracciones que interrumpen la concentración del equipo humano y, así, merman la productividad laboral. Mirar cada dos por tres nuestros perfiles en las redes sociales, enviar un WhatsApp (o diez), charlar con el vecino de mesa, etc. son importantes distractores que debes evitar para reforzar la productividad laboral.

Haz pausas controladas

Cuando planifiques tu día, deja algunos espacios para descansar. Tu cuerpo y tu mente necesitarán pausas para recuperar energía. Recuerda que descansar no es sinónimo de perder el tiempo. Leer el periódico, tomar un café, estirar los brazos y las piernas o tener una charla agradable no es un ladrón de tiempo, es una necesidad. Hacer estas pausas no sólo mejorará tu productividad, también ayudará a tu bienestar.

Optimiza tu lugar de trabajo

Tu espacio de trabajo tiene un impacto significativo en cómo trabajas y en tus resultados. El propósito de trabajar en un espacio ordenado y espacioso es facilitar tu desempeño y estimular tu productividad. Ayuda a estar más relajado y a trabajar mejor.

Es importante tener en cuenta estos aspectos, pero debemos empezar por desterrar la cultura del “presentismo” y modificar ciertas conductas en el trabajo. Y, ante todo, disfrutar del trabajo, porque la motivación y la implicación son pilares fundamentales para ser productivo.

 

¿ES RENTABLE HABLAR DE FELICIDAD EN LA EMPRESA?

Publicado el Categorías Felicidad

Por Elena Cucala

Coach y especialista en Psicología Positiva Aplicada

 

En esta vida hemos venido a ser felices…¿o no es así? Yo diría que sí, y no en vano hay toda una corriente defensora de conseguir la felicidad a toda costa (con la que por cierto, no me identifico).

La felicidad no es una cuestión de fórmulas exprés y recetas mágicas. Eso es otra cosa.

Necesitamos un poco de rigor científico para hablar de un tema como la felicidad. Y en ello quien puede ayudarnos es la psicología positiva, que es el estudio científico del funcionamiento óptimo de las personas y las organizaciones. Es una perspectiva centrada en ayudar a las personas a desarrollarse plenamente y llevar una vida feliz caracterizada por bienestar físico, psicológico y social.

Gracias a toda la investigación realizada desde esta rama de la psicología, disponemos de mucha información científica que nos ayuda a saber qué hace felices a las personas. Ahí es nada.

¿Y qué tienen que ver las empresas con la felicidad de su gente? Quiero pensar que a estas alturas, cuando ya se ha puesto tan de moda hablar de organizaciones optimistas y felicidad en el trabajo, nadie se cuestiona la respuesta a esta pregunta.

Los estudios dicen que las empresas pueden aumentar su productividad en torno a un 30% gracias a la felicidad.

Cuando nos sentimos a gusto en nuestro entorno laboral, estamos más motivados y por tanto más comprometidos. ¡Compromiso! Eso tan deseado en nuestros equipos ¿verdad?

Ya lo hemos dicho otras veces y no nos cansaremos de repetirlo: si quieres un equipo implicado y comprometido, analiza qué estás haciendo como líder para que así sea. O para que no sea. Nuestra actitud y nuestro estilo de liderazgo tiene un impacto tremendo en el nivel de compromiso de nuestra gente.

Y como líderes, podemos hacer muchas cosas por conseguirlo. Hoy hablamos de una de ellas, la Felicidad.

Pero cuidado, no confundamos felicidad con “buenrollismo” y alegría. Esta última es una emoción fantástica, pero estar alegre y contento no significa necesariamente ser feliz. La felicidad es mucho más compleja.

¿Para qué trabajar en la felicidad de los empleados?

En cualquier circunstancia, un trabajador/a feliz tendrá mayores niveles de satisfacción y compromiso con la organización. Será más creativo y más optimista. En circunstancias adversas, además, su optimismo le ayudará a no tirar la toalla, a luchar por encontrar recursos y soluciones. El optimista piensa que saldrá bien, y ello le hace seguir luchando.

Además, las emociones se contagian. Por tanto, no sé tú, pero yo prefiero tener a mi alrededor personas felices, optimistas, alegres y con sentido del humor. ¿A quién te llevarías a una isla desierta? ¿A tu amigo el cenizo, el pesimista, el que se queja de todo? ¿O al que te contagia energía positiva, optimismo y te hacer reír?

¿Te llevarías a una isla desierta a los miembros de tu equipo?

¿Y qué tipo de empleados prefieres que hable con tus clientes?

Las empresas podemos hacer mucho por aumentar la felicidad de nuestros empleados, en primer lugar tomar conciencia de que la Felicidad es un elemento más de la Productividad.

Como nos dicen desde la Fundación Mª Jesús Álava Reyes: “la felicidad es un activo empresarial como lo son la experiencia, la formación o el liderazgo. Y como tal debería evaluarse y tenerse en cuenta como criterio de selección.” Escoger a empleados felices resulta determinante. Y trabajar para mantener e incrementar esos niveles de felicidad, es estratégico.

Si quieres que hablemos de FELICIDAD en tu empresa, estaremos encantado de hacerlo. Aprender a ser más felices nos interesa a todos.

Pregúntanos acerca de nuestros talleres, programas de felicidad y programas de bienestar

#HybrisTeam #QueremosAcompañarte