ESTAMOS EN MOVIMIENTO

ACTUALIDAD HYBRIS

actualidad

¿Dónde buscar empleo?

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

imagesEl proceso de búsqueda de empleo es una tarea en la que tienes que emplear tiempo, y por ello que buscar trabajo se ha convertido en un trabajo en sí mismo. En un mercado laboral con una oferta limitada y mucha competencia en la demanda, es esencial saber cómo y dónde buscar empleo.

En los últimos años, la forma y los lugares dónde buscar empleo han evolucionado, adquiriendo mayor importancia las nuevas tecnologías y los nuevos canales de búsqueda, dejando de lado los canales tradicionales. A pesar de ello, la oportunidad puede estar donde menos lo esperas y por ello debes realizar una búsqueda exhaustiva en diferentes canales.

A continuación vamos ver dónde y cómo buscar empleo de forma más eficiente. Cada opción tiene sus propias especificaciones y se debe buscar empleo en los canales que se adaptan mejor a las propias necesidades.

  • Internet: Es el método más utilizado en la actualidad. Portales especializados de empleo, webs corporativas y redes sociales han experimentado un auge de usuarios. Incluye tu CV en todos los portales de empleo que sean de tu interés (Infojobs, Infoempleo, BeBee, Indeed, JobToday, Job&Talent, etc.), potencia las redes sociales profesionales (Linkedin, Twiter, etc.), pero sobre todo, crea tu marca personal y cuida tu presencia online.
  • ETT’s y Consultorías: A día de hoy prácticamente el 27% de los procesos de selección de personal son realizadas por empresas especializadas. Haz una lista de las empresas de selección de tu zona y hazles llegar tu CV o regístrate en su web.
  • Networking: Familiares, amigos, ex compañeros de facultad u oficina, amigos de amigos… Debes asegurarte de que todo tu entorno, y si puede ser un poco más allá, conozca tu situación, nunca se sabe de dónde va a surgir una oportunidad.
  • A pie de calle: Haz una lista de empresas de tu interés, especializadas en tu sector o donde te gustaría trabajar. Dedica tiempo a dejarles tu currículum personalizado. Aunque no busquen empleados en ese momento, puedes aprovechar y hacerte conocerte.
  • Correo: Si no puedes dedicar tiempo a ir a las empresas, anota sus direcciones y el nombre de sus responsables. Envíales cuanto antes tu mejor carta de presentación junto a tu curriculum. No olvides hacerlo lo más personalizado posible. Si disponen de web corporativa, también debes registrarte en ella.
  • Prensa: Es la forma tradicional de búsqueda de empleo y quizás ya no pensabas en ella ya que se  ha quedado un tanto relegada ante la red, pero aún quedan muchas empresas que prefieren buscar a través de los periódicos. Realiza la búsqueda a primera hora de la mañana.
  • Asociaciones y Colegios Oficiales: Debes tener presencia en aquellos en los que estén las empresas  y profesionales de tu profesión o sector. Las empresas publican sus ofertas para llegar a su público específico.
  • Ferias de empleo: No te pierdas ningún evento que tenga que ver con el empleo o con tu área profesional. En casi todas las ciudades se celebran ferias de empleo donde las empresas ofertan puestos.

¡Manos a la obra! Organiza tu búsqueda de empleo y hazte ver.

Crea tus oportunidades. No esperes que lleguen a ti.

¿Felicidad en el Trabajo?

Publicado el Categorías Sin categoría

images

 

 

 

 

Por Elena Cucala

Coach y Especialista en Psicología Positiva Aplicada

 

Si esta pregunta se la hiciéramos a nuestros abuelos, probablemente (salvo excepciones) no entenderían la cuestión. Trabajar estaba relacionado con “ganarse la vida”, traer un sueldo, cumplir con la obligación, ser responsables.

Afortunadamente de un tiempo a esta parte hay mucha investigación realizada que nos acerca a una nueva idea del trabajo: un lugar donde podemos desarrollar nuestro máximo potencial como seres humanos, lo que sin duda nos acerca a una vida con sentido. Nos acerca a la tan anhelada Felicidad.

Y desde un punto de vista más práctico, como empresarios o directivos, ¿para qué queremos gente feliz en el trabajo? Algunos hace tiempo que damos por obvia la respuesta: no me planteo ni en mis peores pesadillas el tener un equipo que venga simplemente “a cumplir”, que no disfrute con lo que hace, que no esté motivado con mi proyecto…

Sin embargo, y hablo desde lo que conozco, todavía quedan muchas empresas con sus respectivos empresarios y directivos que no quieren oír hablar de Felicidad o de Bienestar asociado al trabajo. Demasiada “happyología poco aplicable”, piensan; “yo lo que necesito es facturar, gente productiva. La felicidad para sus ratos libres”…Ignorantes (desde el cariño lo digo…), ¿se han parado pensar que los empleados felices son más productivos?

Una  investigación dirigida por Oriana Tickell  nos  dice que la gente más feliz está enfocada en el trabajo al menos un 80% del tiempo. La gente menos feliz, un 40%”. Esto viene a decirnos, para entendernos, que los más felices trabajan (de verdad, y no aquello de “calentar el asiento”) al menos cuatro días a la semana. Los menos felices, sólo dos. Además, los más felices están  enfermos menos de un día al año; los menos felices entre seis y siete días.  Y estos son solo algunos ejemplos.

A día de hoy, la mayor parte de las organizaciones y sus directivos transmiten su inquietud por un tema que es común denominador a todas ellas: el compromiso y la implicación de los empleados. Incluso aquellos que no quieren oír hablar de Felicidad o Bienestar en el trabajo, están preocupados por tener empleados implicados y comprometidos con su proyecto; ¿y quién no?

Imposible separar una cosa de la otra. La fórmula es sencilla: empleados felices, empleados comprometidos, empleados productivos.

¿Y qué podemos hacer para incrementar los niveles de Felicidad en el trabajo? Aunque estamos últimamente más sensibilizados con el concepto de empresa saludable y bienestar organizacional, la mayoría todavía no sabe (y es normal) como llevar eso al terreno práctico.

Existen numerosas prácticas validadas por la investigación como intervenciones positivas. Algunas de ellas son:

-Practicar la Gratitud. Es una de las variables que más correlaciona con la felicidad. Sea Ud. agradecido con la vida, permita y potencie que sus empleados lo sean. Utilice un espacio en el que cada persona puede anotar aquello por lo que está agradecido. Puede sonar a cuento, pero la ciencia ha demostrado lo potente que puede llegar a ser.

-Practicar la Atención Plena, el Mindfulness. Entrenarse para focalizar la atención en el momento presente, en lo que se está haciendo. Pasó de moda lo de alardear por tener cientos de frentes abiertos y lidiar con todos ellos al mismo tiempo.

-Tomar descansos en el trabajo.  Cada 50 minutos, por ejemplo. Para pasear, hablar, hacer estiramientos o simplemente divagar. Nos recarga de energía para continuar a pleno rendimiento.

-Utilizar las Fortalezas Personales en el trabajo. El uso de nuestras fortalezas nos permite dar lo mejor de nosotros en la vida personal y profesional. Si damos la oportunidad a nuestro equipo de poner en uso sus fortalezas en el trabajo, estarán desarrollando su máximo potencial a la vez que les hará sentirse plenamente satisfechos con lo que hacen. Potencie su estilo de liderazgo, acérquese al estilo Líder Coach, saque lo mejor de su gente.

Estas son solo algunas prácticas, hay muchas más. Recuerde, si quiere implicación y motivación, ocúpese de su gente, escúcheles, permitales SER un poquito más felices cada día y no tenga duda, darán lo mejor de sí. Y eso tendrá un fuerte impacto en la cuenta de resultados.

¿Quiere saber más? ¿Necesita ayuda? Pregúntenos acerca de nuestros Programas de Bienestar Organizacional y Programas de Desarrollo de Liderazgo. Podemos Acompañarle.

¿Cómo superar una entrevista telefónica?

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

istock_75170859_smallEn muchas ocasiones, la primera toma de contacto con el reclutador es una breve charla telefónica en la que se hará una primera idea de tu perfil y podrá validar ciertos aspectos de tu CV.

Puede que el reclutador tenga ya en mente citarte para una entrevista cara a cara, pero aunque así sea debes esforzarte por dar lo mejor de ti y crear el interés necesario para conseguir la entrevista personal. Esta primera toma de contacto puede jugar a tu favor o en tu contra.

Debes estar preparado para ello y no olvidar algunos puntos que consideramos importantes a la hora de enfrentarse a una entrevista telefónica:

Organiza tus candidaturas. Lleva un control sobre las ofertas en las que te inscribes. Una sugerencia es crear un documento con los nombres de las empresas, puestos ofertados y datos recopilados. Tenla presente cuando te llamen para saber de que te están hablando y recordar qué habilidades y conocimientos que posees debes resaltar.

Conoce tu CV. Tenlo a mano. Lo que pone en tu CV y lo que hablas con el entrevistador debe coincidir.

Elige bien el lugar. Debes encontrarte en un lugar tranquilo, sin ruidos, donde puedas escuchar claramente a tu entrevistador y hacerte entender. Si estas en un espacio que no reúne estas condiciones, coméntale a tu entrevistador que no estás en un lugar adecuado para atenderle y que lo antes posible le llamarás tú mismo para charlar con tranquilidad. La conversación debe desarrollarse sin interrupciones y tu atención debe sercompleta.

Cuida el tono de voz y la manera de expresarte. En una comunicación por teléfono nuestro único recurso expresivo es la voz. Utiliza fórmulas como de acuerdo, entiendo, claro, para confirmar que estás siguiendo la conversación sin problemas. Evita los silencios y las expresiones que transmitan inseguridad. Da la información precisa y concreta que te piden, sin divagar.

Sonríe: Si sonríes se nota, aunque no te puedan ver la cara, el tono de voz cambia y además también sirve para relajarte y disminuir el estrés.

Ten papel y lápiz a mano. Toma notas de lo que estás hablando. Haz acopio de información valiosa. Pueden resultarte de utilidad en caso de que haya una segunda entrevista. No olvides tomar nota del nombre y apellidos de la persona que te ha llamado y de su número de teléfono

Agradecimiento. Da las gracias a la persona que llama por su tiempo y expresa tu interés en el puesto. ¡Transmite alegría! Y por supuesto, no tengas miedo de preguntar por cuáles serían los siguientes pasos antes incluso de saber si hemos pasado la entrevista.

Recuerda, la entrevista de trabajo comienza en el momento que recibes la primera llamada de teléfono del reclutador. No te tomes este paso del proceso de entrevistas a la ligera. Es una gran oportunidad de venderte.

¿Estás preparado para esa llamada?

¡Actitud positiva y suerte en todo lo que hagas!

39ee5b7f1514f1beb1a5c28b741bdc29

¿Poner o no poner foto en el Currículum Vitae?

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

Seguro que en más de una ocasión te habrás visto inmerso en el dilema de si es necesario o no poner foto en el currículum. Más de uno/a tendréis miedo a que el seleccionador realice el primer filtro fijándose sólo en el físico, la edad o el sexo, y que no continúe leyendo.

Como ya hablamos en un post anterior, diversos países están promoviendo el CV ciego, donde no aparece ni foto, ni edad, ni fecha de nacimiento, pero más allá de eso, os voy a contar qué puede aportar una fotografía a un reclutador, y que consejos debes seguir si has tomado la decisión de ponerla.

¿Qué dice tu fotografía de ti?

Captura tu personalidad: Transmite tus valores, actitud y presencia. Basa el retrato en tu potencial físico más natural: sonrisa, mirada… Asegurándote que la atención recaiga en el rostro. Un plano medio es el más aconsejable.

La sonrisa: Una sonrisa leve siempre es agradable. Evita verte distante, sonrías o no, debes dar una imagen cercana. Una mirada directa y amable comunica más fortaleza, inténtalo.

La posición: Siéntete cómodo en la posición en la que posas y en el ambiente escogido. Los nervios y la incomodidad se reflejan en la imagen. Relájate.

Contextualiza el retrato: Busca la situación más habitual posible que hable de ti. El entorno laboral que sea representativo de tu profesión. Si no contextualizas, utiliza fondos neutros. Siempre es preferible que el fondo esté fuera de foco y así dar especial énfasis al rostro.

El vestuario: Escógelo en función del puesto de trabajo al que quieras acceder. Intenta que el vestuario sea también lo más neutro posible, que no llame especialmente la atención, pero que te favorezca. Elige colores lisos y neutros. Lleva ropa atemporal, ni demasiado de verano ni de demasiado abrigo.

Por último, y este es casi el aspecto más importante, la foto debe ser reciente. Si tu aspecto ha cambiado, actualiza la foto de tu CV.

¿Qué beneficios tiene incluir una fotografía en el CV?

Reconocimiento. Facilita la labor de reconocimiento de los candidatos por parte de los reclutadores que revisan diariamente cientos de CV’s.

Profesionalidad. Mostrar un aspecto adecuado y acorde al puesto que quieres optar.

Un CV más ameno. Incluir tu fotografía en el currículum hace más ameno el CV a la vez que aporta más información sobre ti.

Humaniza. Transmite tu personalidad con un gesto natural. La clave es que se te vea seguro, profesional y con confianza.

Te diferencia. No hay dos rostros iguales, y puede ser un valor diferencial de tu CV frente a otro que no la tenga. Recuerda no poner nunca una fotografía con personas alrededor, recortada o de tus vacaciones.

En definitiva, la decisión de poner o no una fotografía en el CV es tuya, pero si lo haces es importante que te tomes un tiempo para escoger una imagen adecuada. La foto es una parte de tu marca personal. Y ya que sabemos que vamos a dar información de nosotros, aprovechemos para dar una buena imagen.

¡Diferénciate!

diferenciarse-de-la-competencia

¿QUÉ DEBO PREGUNTARME ANTES DE IR A UNA ENTREVISTA DE TRABAJO?

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

 

Enfrentarse a una entrevista de trabajo es una experiencia que pone nervioso a cualquiera, pero hay una ventaja y es que se puede preparar para ella. A continuación compartimos contigo algunos consejos para que puedas llegar a ese momento con herramientas que te permitan ir mejor preparado.

Conócete a ti mismo

Extrae conclusiones sobre tu formación y tu experiencia profesional. Analiza tus puntos fuertes y débiles, reflexionando sobre tus capacidades, competencias y aptitudes. Una herramienta que te puede ser de gran utilidad es el análisis DAFO.

¿Cuáles son mis cualidades y ventajas para optar a ese empleo?

¿Qué puedo aportar a la empresa?

¿Qué factores me pueden diferenciar del resto de candidatos?

Infórmate acerca de la empresa

Cuantas más sepas acerca de la empresa, mejor preparado iras a la entrevista y más probabilidades tendrás de ajustar tus respuestas a lo que el entrevistador quiere oír. Busca su página web y sus redes sociales, e indaga.

¿Qué tipo de empresa es? ¿A que sector pertenece? ¿Qué producto o servicio ofrece?

¿Cuánta gente emplea?  ¿Cuál es su política de personal?

¿Qué valores tratan de trasmitir y fomentar entre sus empleados?

Obtén información sobre el puesto

Nunca puedes disponer del “perfil ideal”, por lo que será tarea tuya deducirlo. Para ello cuentas con la información que hayas conseguido recabar sobre la empresa, y con el anuncio por el que tuviste acceso a la oferta de empleo. Debes leer detenidamente este anuncio e intentar imaginar en quién estaban pensado cuando lo redactaron.

¿De qué trata el puesto? ¿Cuáles serán sus principales funciones?

¿Qué características personales debería poseer la persona que desempeñará el trabajo?

Prepárate las preguntas más comunes

Elabora una lista de las preguntas más comunes que el reclutador te pueda hacer.

¿Cuáles son tus principales fortalezas y debilidades?

¿Cómo te ves en 5 y en 10 años?

¿Cuántos años de experiencia tienes? ¿Cuáles han sido tus funciones?

¿Por qué decidiste terminar la relación laboral con las empresas en que has trabajado? ¿Por qué estás buscando un nuevo empleo?

¿Por qué quieres trabajar en esta empresa? ¿Por qué debes ser la persona seleccionada?

Recuerda que preparar una entrevista de trabajo tiene dos objetivos: el convencer al entrevistador, de que eres la persona idónea para ese puesto y averiguar si el trabajo que te están ofreciendo, llena tus aspiraciones personales y profesionales, por eso es muy importante ir preparado y sacar lo mejor de ti.

La fórmula mágica: “El conocimiento es un tesoro, pero la práctica es la llave del tesoro” Ibn Jaldún

¿Podemos Ser Más Felices?

Publicado el Categorías Coaching, Felicidad, Psicología Positiva

Por Elena Cucala

Coach y Especialista en Psicología Positiva Aplicada

 

El pasado 20 de Marzo celebramos el Día Internacional de la Felicidad. A propósito de una celebración tan sugerente, me planteo si el ser humano es consciente del papel que juega en su propia felicidad, ¿de qué depende nuestro nivel de felicidad? ¿es algo que podemos incrementar a conciencia o  las circunstancias mandan?

Cansados ya de tantos gurús que nos regalan fórmulas y recetas rápidas para ser felices, me gustaría compartir algunos datos que nos ofrece la ciencia. Y es que la felicidad no es cosa banal, es más bien algo muy complejo que no podemos, ni debemos, reducir a cuatro fórmulas exprés.

No puedo hablar de felicidad sin hacer referencia a la  Psicología Positiva: estudio científico del bienestar y el funcionamiento óptimo de las personas. Esta ciencia investiga cuáles son los factores que nos hacen vivir plenamente y “florecer” como seres humanos. La Psicología Positiva estudia temas como la felicidad, las emociones positivas, la resiliencia, las fortalezas del carácter, la creatividad…

¿Y qué determina nuestra Felicidad?

Sonja Lyubormirsky, licenciada en psicología por Harvard y doctorada en psicología social por Stanford, lleva más de 20 años estudiando científicamente en qué consiste la felicidad y cómo desarrollarla. Todas sus recomendaciones están basadas en investigaciones científicas y gracias a ellas ha obtenido hallazgos realmente sorprendentes y útiles.

El 50% de nuestra felicidad o bienestar viene determinado por nuestra genética. Nacemos con unos parámetros (valor de referencia) que nos regalan nuestros antecesores. Así pues, la magnitud del valor de referencia con el que nacemos determina en gran medida lo felices que vamos a ser  a lo largo de nuestra vida.

Tan sólo el 10% depende de las circunstancias de nuestra vida (ser ricos o pobres, estar sanos o enfermos, ser atractivos o poco agraciados…) Este es para mí el descubrimiento más increíble, ¿o no estamos cansados de escuchar a personas negativas que atribuyen su infelicidad a sus circunstancias vitales? Pues esas circunstancias, solo representan un 10%

Y el 40% restante, ¿de qué depende?

 De nuestra actitud y nuestro comportamiento. Es por tanto deliberado.

“Aparte de nuestros genes y de las circunstancias a las que hacemos frente, queda un elemento decisivo: nuestro comportamiento”. Por tanto, la clave de la felicidad no consiste en cambiar nuestra constitución genética (imposible), ni en cambiar nuestras circunstancias , sino en nuestras “actividades deliberadas” de todos los días” (S. Lyubormirsky)

hybris

Esto es a mi entender, francamente maravilloso. Significa que todos podemos ser MÁS felices. Tenemos un potencial sin explotar para aumentar nuestra propia felicidad.

¿Y por qué entonces nos cuesta tanto encontrarla?

Porque la mayoría de nuestras creencias acerca de lo que nos hará más felices son erróneas y esto nos lleva a buscar la felicidad en lugares equivocados. Te invito a conocer y a romper con los 3 grandes mitos de la felicidad:

MITO Nº1: “La Felicidad se tiene que encontrar” (esta allí fuera, en alguna parte…)

MITO Nº2: “La Felicidad consiste en cambiar nuestras circunstancias” (Yo sería feliz si…Yo seré feliz cuando…)

MITO Nº3: “La tienes o no la tienes” (nacemos felices o infelices, y no podemos hacer nada…)

Y ahora que ya sabes que son solo mitos y creencias que te limitan para ser feliz, te invito a conocer algunas actividades que, al ponerlas en práctica y convertirlas en hábitos, estarás trabajando en ese 40% de felicidad que depende de ti:

-Expresar gratitud
-Cultivar el optimismo
-Evitar pensar demasiado y evitar la comparación social
-Practicar la amabilidad
-Cuidar las relaciones sociales
-Desarrollar estrategias para afrontar (el estrés, las dificultades, los traumas…)
-Aprender a perdonar
-Fluir más
-Saborear las alegrías de la vida
-Comprometerte con tus objetivos
-Ocuparte de tu cuerpo y tu alma: religión, espiritualidad, meditación, actividad física

¿Te animas a trabajar en tu propia felicidad? Si quieres, podemos acompañarte

“Para cambiar tu vida, empieza enseguida, y hazlo de modo que se note,

sin excepción.”

William James

felicidad (1)

EL CURRICULUM CIEGO: Hacia un reclutamiento equitativo

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

 

cv-680x453Por Tamara Ferrer

¿Alguna vez te has presentado a un proceso de selección y sospechas que te han descartado por tu edad o por tu sexo?

Hay toda una tendencia en reclutamiento que se dirige hacia la igualdad de oportunidades: “CV blind”

El CV ciego promueve la no discriminación de los candidatos al puesto de trabajo, evitando que el reclutador conozca el nombre de la persona, la foto o la edad, por lo que le será imposible discriminar por razón de sexo o edad.

El curriculum se vuelve totalmente neutro, subrayando la importancia de la experiencia y de la formación de la persona. Pretende así, garantizar la contratación de las personas mejor preparadas, sin tener en cuenta ningún otro criterio personal, basándose únicamente en sus capacidades.

Lo que busca realmente el currículum ciego es: “encontrar el talento original”.

En los últimos tiempos, países como Francia, Alemania, Reino Unido o Finlandia han llevado a cabo pruebas piloto para evaluar el funcionamiento del CV ciego. La idea inicial consistía solamente en obviar los datos de la procedencia universitaria de los candidatos, pero con el tiempo se ha ido apostando por este método para promover políticas orientadas a colectivos como los inmigrantes, las mujeres y los mayores de 45 años.

Y ha sido ahora cuando desde España la ministra de Igualdad, Dolors Montserrat, ha anunciado que se va a poner en marcha un programa piloto para evaluar la aceptación de este tipo de currículum en nuestro país.

Y ¿Cuáles son las ventajas de ser “incógnito”?

  • Es una manera de evitar la desigualdad. La edad, el género o la apariencia no serán un filtro para contratar.
  • Mejora la imagen y la marca empresarial.
  • Se evita la fuga de talento.
  • Fomenta la “meritocracia” ya que los candidatos son valorados de cara a su formación y experiencia profesional.
  • Modifica el entorno empresarial convirtiéndolo en plural y diverso.

Promover la implementación del CV ciego es el primer paso para reafirmar la importancia de las competencias, habilidades y la formación de las personas. Así como ser conscientes sobre la importancia de fomentar valores como la diversidad, la igualdad y la inclusión social.

¿Y tú que opinas? ¿Te gustaría que en España se implantaran los CV ciegos?

7 ASPECTOS ESENCIALES A INCLUIR EN EL CV

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

 

Si la búsqueda de empleo es una labor ya de por sí ardua, aún más lo es el diseño de nuestro currículum vitae, esa pieza de papel en el que en apenas unas líneas debemos resumir años de estudios y experiencia laboral.  Es normal que nos cause incertidumbre, ya que no sabemos exactamente si lo estamos haciendo bien y además, estamos aportando la información necesaria.

¿Cuáles son los ingredientes más relevantes que deben aparecer en nuestro CV?

  1. Datos personales

En la parte superior de la página, bien visible, debe estar tu nombre, foto, número de teléfono, email y una dirección a tu perfil de LinkedIn, blog personal, dirección web, un código QR…

Esto puede parecer obvio, pero los candidatos a veces se olvidan de incluir información básica.

TIP: No escribas el título “Currículum Vitae” en la parte superior, es mucho mejor encabezar el currículum con tu nombre.

  1. Título profesional y/o Extracto

Con un simple vistazo tiene que quedar claro cuál es tu profesión y sector. Siempre debajo de tu información de contacto y justo antes de tu formación y experiencia profesional.

Si queremos incluir un extracto, resumiremos brevemente en tres o cuatro líneas, nuestra experiencia y qué objetivo profesional tenemos, adaptándolo a la oferta si se desea obtener un mayor impacto.

TIP: Si no has trabajado antes también debes tener un resumen, pues es aquí donde indicas qué objetivo tienes y qué habilidades o capacidades posees.

  1. Formación

Separa la formación reglada de los cursos adicionales realizados, que irá en otro apartado como formación complementaria.

Recuerda comenzar por el nivel máximo de formación alcanzado, tales como carrera universitaria, máster, postgrado o similares. En el apartado de cursos complementarios debemos incluir solo aquellos cursos que se adecuen al puesto ofertado o que sean de interés para la empresa.

TIP: Si tienes alguna certificación o grado avanzado que esté considerado como un activo importante en su sector, destácala.

  1. Experiencia profesional

Aquí indicamos el nombre de las empresas, el periodo trabajado y el cargo o puesto desempeñado. Eso sí, procura que sea breve y conciso y que esté redactado de tal forma que resulte interesante y llamativo.

TIP: Evita frases vacías como: “realizando tareas propias del departamento” o de tal o cual profesión. Tu experiencia debe expresar lo que sabes hacer.

  1. Idiomas

Es importante que en tu CV se vea claramente el nivel de idiomas que tienes, siempre y cuando puedas acreditar dicho nivel.

TIP: Recuerda que elevar el nivel no servirá de mucho cuando tengamos que justificarlo con un título, o si hemos de enfrentarnos a una conversación en dicho idioma donde rápidamente se detectarán nuestras carencias.

  1. Logros, logros y logros

Los reclutadores quieren saber has hecho para contribuir al crecimiento de un departamento, equipo o empresa para determinar si tus fuerzas se alinean con las necesidades y responsabilidades de su compañía y con las de la oferta de trabajo en cuestión.

TIP: Se recomienda incluir debajo de cada experiencia laboral una pequeña descripción en la que se incluyan “los éxitos más importantes y relevantes”.

  1. Palabras clave

Es interesante que identifiques los términos que se mencionan más frecuentemente en las ofertas de trabajo o de tus habilidades  como por ejemplo “SEM” o “Community Manager”, y los incluyas en tu CV para que lo encuentren digitalmente o puedan ver a simple vista que tus puntos fuertes encajan con lo que buscan.

TIP: Las palabras clave se usan como términos de búsqueda para restringir el campo de candidatos para una posición determinada.

Estos son unos aspectos clave pero dependiendo del candidato y de la oferta será aconsejable o no, utilizar todos los apartados. Y en cualquier caso lo importante es el contenido, así como las palabras y la forma de explicar las cosas. Esto es lo que marcará la diferencia.

 

“No es lo que tú tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia”  Zig Ziglar

Marcar-la-diferencia

 

Estrategias del Líder-Coach: LA CONFIANZA

Publicado el Categorías Sin categoría

confianza

Decía Rafael Echevarría en su libro “La empresa emergente” que la confianza será un elemento clave en la construcción de la empresa del futuro; y yo me atrevo a decir, de la empresa actual.

El estilo de dirección “mando y control” ha entrado en crisis, basado como está en la fuerza del miedo (miedo a las consecuencias, miedo a perder el puesto de trabajo, miedo a no hacer las cosas como se esperan, miedo a no estar a la altura…). Dicho estilo es típico de la empresa tradicional, donde el trabajo manual predomina, pero que ha perdido efectividad en un modelo de empresa donde se quiere potenciar la creación de valor por parte de los empleados.

Actualmente nuestros líderes (que no meros jefes) no pueden basar su estilo de dirección en “controlar y mandar”. Si lo hacen y esperan que las personas de su equipo simplemente obedezcan a sus instrucciones movidas por la fuerza del miedo, obtendrán de ellos mucho menos de lo que son capaces de hacer. Y eso es lo que está pasando en muchas organizaciones.

Es por ello que debemos instaurar nuevas relaciones de trabajo basadas en la Confianza. En la medida en que seamos capaces de generar relaciones de confianza, lograremos resultados extraordinarios (aquellos que van más allá de lo ordinario): mayor implicación y mayor compromiso.
Confianza significa creer en ellos, delegar tareas, dar autonomía, escucharles, animarles, entusiasmarles, involucrarles, decirles lo que se espera de ellos y ayudarles a conseguirlo. Eso es confianza.

Si quiere sacar lo mejor de su gente, confíe en ellos.
Si quiere que el talento se expanda en lugar de retraerse, confíe en ellos.
“La confianza es el fundamento de toda relación social que no está sustentada en la fuerza”.

Todos queremos personas creativas y proactivas en nuestros equipos. La pregunta es: ¿qué estoy haciendo yo como líder para conseguirlo?

Las 10 cualidades más buscadas por las empresas

Publicado el Categorías Búsqueda de empleo

Por Tamara Ferrer

La formación y la experiencia son aspectos que siguen siendo necesarios e importantes, pero no son suficientes a la hora de conseguir un puesto de trabajo.

Durante la entrevista de trabajo, el reclutador te hará todo tipo de preguntas, y no sólo para saber que estudiaste o cuáles fueron las funciones de tu último puesto de trabajo. Se busca la cualificación profesional pero, sobre todo, la personal. Las empresas van más allá: quieren saber si realmente tienes las actitudes y cualidades necesarias para ocupar el puesto.

¿Cuáles son las cualidades que buscan las empresas en los trabajadores?

  • Compromiso con la empresa y con los proyectos en los que se trabaja.
  • Responsabilidad a la hora de realizar las tareas con el objetivo de optimizar la gestión del tiempo.
  • Implicación con la filosofía, la misión y los valores de la empresa.
  • Actitud positiva y transmitir ilusión por los proyectos en los que se participa.
  • Proactividad, tomar la iniciativa, emprender acciones y asumir la responsabilidad de que las cosas sucedan sin dejar que el entorno influya negativamente.
  • Adaptabilidad tanto al contexto coyuntural actual como a los cambios que puedan producirse a nivel interno en la empresa en función de las necesidades de ésta.
  • Interés por el puesto de trabajo al que se está optando y por la empresa en sí.
  • Especialización en nuevas tecnologías, en internet, redes sociales, así como mostrar conocimientos específicos.
  • Sinceridad en el currículum vitae y en la entrevista personal ya que mentir puede hacernos perder una buena oportunidad de encontrar empleo.
  • Empatía, ya que la capacidad de mostrar cercanía y comprensión con el resto de compañeros de trabajo ayuda a crear un clima laboral favorable.

Recuerda que hoy más que nunca los seleccionadores de personal buscan en las entrevistas un valor añadido en los candidatos. Resalta todas aquellas actitudes, habilidades, valores y sobretodo motivaciones personales. Todo ello puede jugar un papel más relevante que la cualificación a la hora de decidirse por un candidato.

No se trata de cambiar tu forma de ser o carácter, debes sacar partido de aquellas cualidades que ya tienes de forma natural y que son tu mejor carta de presentación.

El éxito tiene una simple fórmula: da lo mejor de ti